miércoles, 16 de febrero de 2011

Días de cielo cercano

Hay días extraños de sol azul y cielo cercano.
Hay días de opresión de en el pecho. Hay días de mañanas de cuerpo ajeno y pulmones demasiado cascados.
Hay días en los que solamente querría refugiarme durante un instante en la caricia y quedarme acurrucado entre miradas. Días de noviembre estrenado, de  ausencias presentes.
Hay días...
Tanto frío fuera como incendio interior.
Coleccionaba frases como otros coleccionan momentos o amaneceres, también  guardaba lágrimas para las noches con aroma a lluvia.
Tanto incendio interior como los atardeceres que se perdieron en la línea del horizonte buscando gestos cómplices.
Buscando, arañando, sintiendo... y sabiendo.
Saboreando, apurando  los tragos dulces, guardando  sueños, eludiendo  realidades...tanto frío que quema, tanto  incendio que hiela.
Fingir, fingir  y fingir...y hacer como que el pecho no quema y que los gritos no existen.
Fingir...conspirar.
Hurgar dentro del corazón para arrancarse las palabras, descender  hasta ese lugar en el cual brillan las tardes de café con hielo y conversación pausada. Estrujar las tripas para recuperar los sonidos de la brisa en los árboles y unos ojos brillantes que hacen volar.
Llenar espacios vacíos con expresiones dulces, uniendo  letras que consigan iluminar ,acariciar, rozar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario