lunes, 7 de febrero de 2011

Helado

Helado. Tanto que ni me salen las palabras, ateridas; escondiéndose.

Rumiando el frío, masticando el hálito congelado de días invisibles, de silencios y de rumor lejano del Océano.

Acunado por la lluvia cíclica en los soportales. Arrullado por trinos de pájaros desconocidos.

Quizás no esté aquí ni en ningún otro lugar…quizás ni esté en mí; tal vez esté lejos luchando contra sórdidas historias que algún día creí dejar atrás o vague entre la bruma naranja de los atardeceres hastiados; quizás estaré perdido entre miradas y gestos que pertenecen a otros planos de la realidad.Demasiado lejos, demasiado aprisa…nunca es demasiado para lo oscuro, lo sórdido…viajando por abismos salados y conocidos con una extraña sonrisa en la cara y sensación de hastío.

Y encuentras una nota que ya no entiendes, que ya no explica nada, que alguien dejó olvidada:

"No esperéis nada más de mí. No; para qué aguardar algo de este ser: cansado de volar, hastiado de planear, ahíto de sol y de brisa en la cara esperando los aguaceros cíclicos y las ejecuciones rituales en Rydeen

No esperéis nada de mí: todo lo dejé atrás con alegría, desprendiéndome de aquello que me ataba a algún lugar, de aquello que decían que me pertenecía, de los amaneceres lilas con el sabor del viento azul atrapado en el paladar y las nieves del Ilthis pegadas a las suelas de las botas

No esperéis nada de mi porque ya no me posee nada más que el ansía por desparecerme.No esperéis actos extraordinarios, ni grandilocuentes palabras; dejemos todo eso a los tratantes de sueños que acechan ñandúes polacos en las esquinas de las calles de Falsend.

No esperéis nada más de mí...todo lo he tenido o jamás tuve nada. No esperéis nada más de mí…hace tiempo que decidí que este juego solamente tiene un ganador…y nunca pude ser yo."

Y no puedes más que sentir de nuevo el aguacero resbalando por tu cuello, la  brisa del Océano rasgando la piel, la  humedad anidando en el corazón. Y ya no hay regreso ni casi ningún lugar en el que esconder una sonrisa victoriosa y falsa...solamente esa sonrisa anclándome en luminosos horizontes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario