sábado, 19 de febrero de 2011

Viejos conocidos

Conocer personas nuevas que deberían ser ya viejos conocidos...
o tal vez olvidar gente que jamás debí conocer o recordar personas olvidadas o simplemente divagar hasta quedarse con imágenes caleidoscópicas de películas porno...
Críptico como una lata de coca-cola repleta de cigarrillos o como un mp3 encendido en una habitación vacía.
La televisión vomita imágenes de otro tiempo mientras nadie se acuerda en que lugar aparqué mis convicciones amarillas.
De alguna manera logré esquivar ese día y regresé con una margarita ¿o simplemente me volví  a engañar?
A lo lejos parpadean los recuerdos que perdimos, las palabras olvidadas y los sueños burlones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario