martes, 8 de marzo de 2011

Nak 4.0

                          Beber la última copa antes de subir al patíbulo. Afuera comienza a nevar en azul muerte y el viento traía susurros de adolescentes libidinosas.



                                        Westplaw. (Agencias) “El cadáver de un ñandú polaco fue encontrado  en el parque del noroeste. Las autoridades están intentando identificar sus huellas, nadie lo ha reconocido”



                                      Si alguien reclamase el cuerpo se vería envuelto en un asunto desagradable. ¿Qué haría en nuestro pequeño pueblo un desconocido ñandú polaco?. No damos crédito a este hecho, los periódicos cuentan tantas mentiras. Los tratantes de sueños y algunos ciudadanos despistados agotaron la historia y la olvidaron cuando un seminarista violó a una vaca suiza... aquello si que trajo cola.



                                  El cura me ha absuelto, aunque yo no soy el culpable. Me sobrecoge el hecho de haber devorado a Jesús sin ser católico, pero Dios es tan misericordioso. El curita, que violó a una vaca suiza, suelta latinajos a mansalva que golpean a los testigos en plena frente.



                               El truco resultó, cuando se agachó para musitar otra letanía abrí la trampilla; no creo que sufriese mucho. Quiso conservar la sotana hasta el final, era un espectáculo divertido ver como el viento dejaba ver unas piernas huesudas cuando soplaba en dirección contraria.



                            Nak se despojó de sus ropas de verdugo y se alejó cantando una canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario