jueves, 30 de junio de 2011

Tijeras

Llevaba varias semanas sopesándolo.A veces,frente al espejo,se insuflaba ánimos,veía el asunto mucho más claro y sonreía al pensar en lo fácil que parecía ser tomar el camino correcto.Otras ocasiones creía que,aquel ramalazo de valentía,no era lógico y que la situación no era tan desesperada ni tan límite como para dar ese giro tan inesperado.
Los pros y los contras se amontonaban en su cabeza haciendo que sus días fuesen una sucesión de dudas y certezas,una montaña rusa de indecisiones,un tobogán de axiomas.
Las últimas semanas habían sido una tortura psicológica,tan pronto el cielo se abría y la resolución era diáfana y sencilla como que la más oscuras tinieblas se agarraban a sus pensamientos.
Y siempre el espejo dándole posibles soluciones,mostrándole opciones y caminos.
Llegó ese momento que no quería afrontar,el instante en que la decisión tenía que ser tomada,el punto en el que ya no habría vuelta atrás y en la que no cabía ningún tipo de arrepentimiento...solamente había que cerrar los ojos y asumirlo;asumir y aceptar que la decisión tomada era la mejor,aceptar y asumir que nada podría hacerse ya y que todo tiene un final.
Decidió,asumió y aceptó.El Sol seguía en lo alto  y el planeta no se había parado.

Se giró para ver su imagen reflejada en el espejo...al fin y al cabo el pelo crece.

martes, 28 de junio de 2011

Ejercicio

Inspire hondo,muy hondo y deje escapar el aire muy lentamente.Repita el ejercicio tantas veces como sea necesario,si lo considera oportuno acompañe este ejercicio con algunas de sus músicas favoritas...sean estas cuales sean.
 Inspirar hondo,muy hondo .Abandónese. Agarre ese libro estúpido y autocomplaciente .Déjese llevar.
Llegados a este punto,si lo desea puede teclear alguna tontería con el teclado de su PC o Mac;también si es de los tradicionales puede intentar emborronar algún trozo de papel (por favor no intente emular a Norma Jean o similares).
Haga lo que haga,seguro que no se sentirá mucho peor;lo cual ya es una pequeña victoria.

Wings

Para volar solamente hay que desplegar las alas...hay que saber encontrarlas,algunas veces se vuela a favor de viento y,otras hay que saber dejarse llevar...
Volar,brillar...y otras hermosas palabras que podrían quemar..

domingo, 26 de junio de 2011

Gastronomía

INGREDIENTES

1/4 de bichito negro
3/4 de vagabundo y buscador de estrella
1/2 de magia
200 gr de  noche
2 gin-tonics
150 gr de caricias
300 gr de besos
50 gr de música
una pizca medias palabras
un suspiro de veneno
un hueso

PREPARACION

Tome una buena cazuela,mézclese en ella los 3/4 de de vagabundo y buscador de estrellas,1/2 de magia,200 gr de noche,150 gr de caricias,300 gr de besos  y deje que se vayan pochando a fuego muy lento durante un tiempo prudencial (entre 15 y 20 años...más o menos)
Mientras se va cocinando aproveche para tomarse despacito los gin-tonic que deben ser removidos con un dedo...no olvide pasárselo por los labios
Una vez que haya adquirido la consistencia apropiado añada 1/4 de bichito negro...con mucho cuidado,remueva con cariño;no diga que no está avisado.
Deje que hierva,al primer hervor use la pizca de medias palabras y,sin miramientos,use el suspiro de veneno.
Déjese reposar y sírvase al gusto: muy frío o muy caliente (nada de medias tintas)...según el estado de ánimo
¿El hueso? Es para engañar un poco al perro...se lo enseña y seguro que corre a mordisquearlo.

jueves, 23 de junio de 2011

Aforismo tramposo

La mentira tiene las patitas cortas...pero se da mucha maña para llegar  lejos.

Azogue

Hay gente tan ridiculamente tópica que no son ni arquetipos,simplemente son caricaturas de los reflejos que un día creyeron atrapar en un espejo ajado.

Aforismo animal

En ocasiones en lugar de mascotas poseemos metáforas.

martes, 21 de junio de 2011

La coleccionista 2.0

La coleccionista tuvo una sensación que no pudo definir cuando entró en una de sus habitaciones favoritas. Una mezcla de desazón, tristeza e impresión de libertad.
Una corazonada le llevó a comprobar las vitrinas.Todo parecía en orden, todo  en su extraño lugar, en  su extraña taxonomía.
Era una clasificación tan personal que, en ocasiones, ni  ella alcanzaba a comprender el porqué de la colocación de sus pequeños tesoros. Las razones que obedecían a ese caos organizado eran tan variadas como sus ganas de escapar sin rumbo.
Algo llamó su atención en una de las vitrinas más alejadas, un expositor situado en una de los rincones más oscuros de la estancia. Allí, en  mitad de otros tesoros, yacía una pieza hecha trizas; quizás  había dejado la puerta mal cerrada y un mal golpe de viento había acabado por destrozarla. Se acercó a comprobar cual era el objeto que se había roto por si había alguna manera de recomponerlo.
El daño era irreparable y le costó mucho reconocer  lo que había perdido. Recogió con cuidado los pedazos y se entristeció al ver que era imposible restaurar aquel pequeño objeto que le había dado alguna alegría en una etapa oscura de su vida. Muy despacio, para evitar dañar otros tesoros, cerró la vitrina y dejó caer los trozos en una papelera;al hacerlo desapareció la desazón y volvió a sonreír.

Parte de guerra 2.0

Frente del Oeste: Cerrado por metamorfosis

Big Eye.

Alguien ha vuelto a robar suspiros y caricias que jamás devolverá.
Gira y gira en vueltas sobre su eje malvado.Huyendo hacia la luz de un amanecer caliente y ajado.Escapando entre las bocanadas de aire que apenas entran en los pulmones.
Fragmentos de lo que fue corriendo por las venas en un desbocado y hermoso silencio.Trozos rotos de ilusiones y sueños acechando entre los sueños. Espejismos de lo que fue y no es.Juegos de espejos que tanto aterran a los que quedan atrapados en ellos.
Gira y gira el ojo enorme.Dicen que todo lo ve...pero no puede saber aquello que anida en el fondo de un corazón gastado,ni en los rincones oscuros de las más hermosa de las sonrisas,ni en los exilios cotidianos,ni en las sábanas de camas alquiladas...dicen que todo lo ve,pero desconoce donde se camuflan caricias y se venden puñales
Los pecadores solamente podemos aguardar amaneceres falsos y Océanos reñidos con el sol.Los pecadores no queremos redimirmos,queremos seguir sintiendo el sabor del mal en los labios.

lunes, 20 de junio de 2011

sábado, 18 de junio de 2011

Hermosa contestación a "Tópico" de Estela Lloves

Lo que son las cosas,mi amiga Estela contestaba así:

"Hoxe durante o ensaio apareceu un paxariño na xanela e bailei só para él.
Despois dunha hora non marchaba. Sentei con coidado ó seu carón e mireino detidamente:era todo plumón e ollos; acababa de sair nun dos seus primeiros vóos!. Miroume e piou, e sen esperalo, aos brincos, posósuseme nunha perna entre arrullos.  
Conmoveume de tal xeito, que nese mesmo momento xureille amor eterno.
Díxenlle que no meu esquelete de rinoceronte e plastilina, engarzaría entre meu pescozo e meu peito, o seu, seu esqueletiño de arame e de xunco."

viernes, 17 de junio de 2011

Nak 23.0

Se cerró el viento.El Sol rodaba montaña abajo mientras Nak completaba el último sudoku de estrellas comprobando que el reloj no se había detenido a la hora de las decapitaciones.

Tarot

Construir un futuro egoísta e impersonal,pero siempre transferible.

jueves, 16 de junio de 2011

Adios

Una mañana fresca de primavera. Tranquilidad ficticia de olores en colores desvaídos. Opresión en el pecho. Vacío en las tripas. Agitó la mano desde la ventana imaginada. 
Nadie respondió.

Tópico

Lo sentía palpitar en su mano en una sinfonía de colores y sonidos.Notaba el calorcito que desprendía en sus palmas.Veía sus ojillos brillantes que transmitían libertad y miedo.No quería dejarle marchar y también ansiaba su libertad.Pensó durante un segundo en las posibilidades...tanto lo deseaba.
Cuando decidió liberarlo el pajarillo ya estaba muerto.

Desayuno

Ella prepara un café mientras el tiempo los asesina lentamente.Mira por la venmtana  y caen estrellas fugaces sobre los sueños de los niños comedores de arañas y gusanos.Se enjuga una lágrima.Mueren los niños después de que el reloj devore sus sueños.

Gusanos

Los Ciudadanos sueñan con niños de barriga hinchada,con mujeres desnudas que meriendan hígados sangrantes,con obreros en paro que asesinan tratantes de sueños.Los Ciudadanos duermen sin saber que sus intestinos están plagados de gusanos negros devorando su interior podrido.

miércoles, 15 de junio de 2011

Nak 22.0

Olor a flores de podridas.Caen los segundos asesinados por la siniestra hoja del reloj que da quince sonoras puñaladas en su corazón.Las estrellas huyen hasta el cielo.Miedo a no morir más veces.Nak hace un extraño nudo en su corbata para asfixiarse.Todo transcurre bajo la luz cegadora de las bombillas fundidas.Los ojos resbalan por la habitación.No es capaz de sentir nada que le ate a si mismo.Hace frío y busca una cerveza entre la ropa del armario encontrando nada más que la mirada de un cadáver sonriente.

Nak 21.0

Nak aguarda,arrebujado en las brumas del delirio, la leve caída de los minutos en el reloj del Ayuntamiento.Buceando en las copas vacías Molibdeno desea atrapar  las estrellas negras.Nak lee el periódico con titulares impresos en sangre;las letras se hacen con las cenizas de los muertos,el papel se extrae de tristes mujeres que tosen y escupen coágulos negros.
Aguarda Nak mientras Molibdeno apura su cerveza.La espera de siempre dilatándose hasta el amanecer violeta.El silencio,la nada...esperando.

martes, 14 de junio de 2011

Nak 20.0

El Océano se inclina para recoger el cadáver sorprendido de una luna verde mientras las nubes escapan hacia el noroeste  de las pesadillas.Un Ciudadano no terminaba de suicidarse viendo películas pornográficas.
La noche gira en un firmamento impuesto por los tratantes de sueños.Nak relee pasajes de la guía telefónica envuelto en sueños ajados.
Nak se acurruca en la cama hundiéndose en la muerte cotidiana.La luna había huido y volaban desorientados los deseos perdidos.

lunes, 13 de junio de 2011

Nocturno

Había señales  que indicaban la venta de las almas usadas.
Robamos el corazón de la Luna mientras la noche se cerraba sobre ciudades anónimas.
Corrimos hacia el malecón y solamente pudimos observar como las caricias se ahogaban despacio arrastradas por la marea.

Nak 19.0

Nak lee revistas que alimentan los sueños lúbricos de los Ciudadanos salidos,de los parados abúlicos,de los cretinos.Una enorme paloma picotea ojos de mujer en un cuenco de cristal.Molibdeno mira desde el cristal un crepúsculo violento. Nak come y saborea el corazón de un poeta.Solamente silencio acariciando las calles húmedas mientras cae un fino aguacero de compota de moras sobre las colinas flotantes.

viernes, 10 de junio de 2011

Conversation 18.0




Hablaremos.Hablaremos cuando los nudos de la garganta nos hagan sonreír de dolor.Hablaremos de tantas cosas inútiles.Hablaremos de lo divino y de lo humano (en este caso será casi seguro más de lo divino).Hablaremos cuando las hojas de los árboles ya no lastimen las heridas, cuando la lluvia solamente signifique humedad relativa

Hablaremos y hablaremos para  decir prácticamente nada porque las palabras rebotan  ensordeciéndonos. Hablaremos de nimiedades, de hijos, de fiestas, de proyectos, de coches nuevos, de revistas o de libros, de vacaciones, de vecinos, de fiestas en el parque

Hablaremos. Habrá alguien luchando contra si mismo y perdiendo. Habrá alguien planeando en círculos buscando brisas cálidas que le hagan subir más arriba.Hablaremos para camuflar el silencio y las medias palabras.Hablaremos y las palabras no matan, hablaremos y las miradas pondrán los acentos .Hablaremos sin levantar las alfombras donde escondimos algunos recuerdos, sin buscar detrás de las cortinas donde dejamos un gesto olvidado.

Hablaremos. Se guardarán las opiniones sobre lo justo, sobre premios y castigos, sobre cuerdas rotas y lados débiles. Hablaremos ,no hay que preocuparse porque se han gastado tanto las palabras que los significados se desvanecen.

Sí, hablaremos para decir tópicos, hablaremos de modo educado, tendremos conversaciones pseudo intelectuales; hablaremos manteniendo las distancias, mientras alguien se muerde los labios, mientras alguien se guarda una verdad envenenada, mientras  alguien miente.

Hablaremos, claro que hablaremos…como no íbamos a hablar nosotros que somos tan civilizados.

Hablaremos, el resto es silencioso ruido .Hablaremos y alguien volará errante sonriendo, hablaremos y alguien seguirá entreverando caricias y sueños.

jueves, 9 de junio de 2011

Nak 18.0

El cadáver sonriente come con  fruición los hígados de los niños inmolados en honor del santo icono escondido en un guardarropa parea evitar la extraña sabiduría de los tratantes de sueños.
Pasear observando sus caras bovinas.Desidia. Un bar vacío.Un viejo muere sobre el asfalto. Pedir un café que limpia el esófago, el estómago; pero no el alma podrida en poder de los recuerdos.Grandes titulares sobre la Bienal de Seres en Rydeen.

BIENAL DE SERES DEFORMES, DE NIÑAS MENOPAUSICAS CON  ALIENTO A CERVEZA CALIENTE Y MEJILLON PODRIDO

BIENAL DE SERES NORMALES CON CIUDADANOS PUNTILLOSOS ASIMILANDO EL CUARTO CRECIENTE, MATANDO BEBES CON SUS DIENTES MANCHADOS DE NICOTINA

Una radio canta desde el interior de una pecera.

ACUDA A LA BIENAL DE SERES VULGARES CON EMBARAZADAS SEROPOSITIVAS Y FUTBOLISTAS ENCOCADOS.

El camarero se hurga el oído y se come la cera. Restos del viejo decrépito recogidos por el pinche del bar para hacer empanadillas, croquetas y pinchos morunos que hagan engordar a los Ciudadanos de labios grasientos y mentes putrefactas. Una paloma picotea la sangre reseca sobre el asfalto.

BIENAL DE SERES DEFORMES

Los peces descoloridos gimen de placer al escuchar las canciones y las señales horarias.Un niño señala a un cadáver sonriente escondido en el guardarropa.Sopla el viento cargado de lluvia que va a limpiar las calles del paso de cientos de onanistas por el parque.Los Ciudadanos follan como rinoceronte impotentes, como hienas histéricas, como ladillas de origen deleznable.Pedazos de si mismo sonriendo en los espejos.Los relojes asesinan la vida a cada minuto.

BIENAL DE SERES ACUSTICOS : EL BUFON PEDORRO, EL CIUDADANO RESPONDÓN,EL VIOLADO HISTERICO,EL MARICON AL AFEITARSE LAS CEJAS EN SECO.

La vida inédita que reflejan los efímeros espejos.La muerte hace círculos concéntricos alrededor de los niños con tos de lata.Un Ciudadano rebana,con un hacha mellada, el cuello de su amante de culo fofo.

El teléfono que escupe palabras ácidas en la oreja del  muchacho que recogió los restos del anciano. Nak logró despegarse del asiento para caminar con paso vacilante hacia el prostíbulo donde solía parar Molibdeno. Los Ciudadanos regresaban de sodomizar a las huerfanitas del asilo, hurgándose la nariz y comiéndose los mocos. Un cadáver sonriente se retorcía de risa en el guardarropa.



El ferrocarril.

Las vías marchan hacia la muerte; inseguras, paralelas.El reloj dio 28 puñaladas resonantes.Nak golpea la puerta de las tabernas buscando prostitutas tísicas.Molibdeno años comía una manzana podrida y los gusanillos resbalaban por la comisura de sus labios.Luces de lascivia barata en neón gris.Pasan los trenes, estiletes de la añoranza, sobre el cadáver del Ciudadano que intenta explicar el funcionamiento del mecanismo de su GPS.

Un hermoso cadáver sonriente camina sobre la sangre de los humillados.

No es posible la redención, piensan los Ciudadanos tras lanzar  pedos con olor a niño muerto, a calzoncillos sudados, a vómito de embarazada.La luz se abre paso en la noche, malla de desencuentros para iluminar cadáveres tímidos que no bailan, que no besan, que no desean.

La brisa nocturna rezuma a muerte.

El viento acaricia la superficie lisa de los raíles.Ya no pasan convoyes cargados de veraneantes con rumbo al sur de la malicia

Cuesta trabajo pensar en la salvación de los infelices, piensa el Ciudadano antes de que la locomotora le parta otra vez el cráneo de modo seco, ligero; casi sensual.

Nak 17.0

Los ñandúes polacos susurraban historias de amor al oído de las jóvenes sentadas sobre los fríos asientos de mármol que emulaban el tacto de la muerte.

Jugábamos a poder ser nosotros mismos mientras la luna corría tras las estelas de los balandros .Nak galopaba sobre los sueños de una jovencita llamada Cinkomilylakama.

Consultamos la hora en el inexistente reloj de nuestros corazones marchitos y supimos que era el momento de beber vientos del norte en el escote de las putas.

Tempo

Un rayo de esperanza para el futuro cadáver que come trozos de vidrio y aliento de formol. El filo de una navaja afeita el rostro del moribundo elegante y caprichoso. Nadie pasea por  los puentes al caer la tarde para que los enfermos les espíen desde el hospital.

En la sala de los desahuciados hay un hombre de metro noventa que pesa veintiocho kilos. . Un reloj de pared se encoge para evitar que el tiempo invada su mecanismo.28 campanadas hirientes.
La esfera se tiñe de rojo. La luna sale siete veces en la noche y el débil tic-tac de un cronógrafo de pulsera altera tus sueños.

Nak 16.0




Caminar sobre los cadáveres del pasado. Molibdeno imita el andar elegante de los tratantes de sueños.Nak golpeó una roca con su bastón y el agua manó negra, cargada de miasmas.

No es complicado.Arreglar las situaciones, observarlas desde otro punto de vista.Itinerario que lleva de la Realidad hasta la  Incongruencia.Ningún imbécil puede alcanzar la luna de un salto.

Nadie sería capaz de volar hasta el firmamento y robarse una estrella. 

A veces encontrábamos alguna sorpresa, como el pastel de barniz que guardaba Nak en su estómago para que no se lo devorasen los chicos rubios de nariz empolvada.Bebíamos brebajes indecentes y los intestinos pugnaban por salir por nuestra boca reseca

Huíamos de nuestros hijos, de las convenciones, de las razones últimas, del imperativo categórico, de las miradas, de las caricias, de los aguaceros de miel y de la presencia de un cadáver sonriente en todos los armarios de la ciudad.

miércoles, 8 de junio de 2011

Nak 15.0

El joven Nak se hurgaba el fondo se los bolsillos de su gabardina.El ciclo estaba cerrado.Las gaviotas planeaban cansinamente sobre el Ilthis.Tenía miedo a perder, tenía miedo de si mismo y de lo que se escondía en el fondo de la gabardina.

Los Ciudadanos, tras la eyaculación de sus pollas arrugadas evacuaron sus exhaustos vientres y bebieron potasio en copas altas brindando por la globalización de la econonomía.Un anciano delgado se suicida continuamente en el asilo al compás de las palmadas rituales.
Las manos pringosas de Nak asesinan niños rubios gorditos de mirada amarilla.
Un Ciudadano explicó a Molibdeno el funcionamiento de su consolador  aplicándoselo profesionalmente a la entrepierna de su esposa.
Nevaba en amarillo y el reloj se había detenido en otro sueño.

martes, 7 de junio de 2011

Morfeo 5.0

Anoche pude ver árboles que danzaban sobre estrellas dormidas. La luna devoraba tu sueño de plácidas horas caleidoscópicas. Corría la brisa para que las mujeres locas sintiesen el cosquilleo lascivo entre sus muslos abandonados.

Un mal sueño con palmeras rojas y niñas ciegas me obligó a salir de la cama. Dormías sin gusanos en los ojos. Abrí el armario y los buitres del perchero planearon en formación de duelo. Intenté acercarme un vaso de zumo de ergón, pero los vendedores de gestos habían robado los espejos.

Salté por la ventana para zambullirme en el Océano malva. Tus sueños acariciaban mi piel al nadar .La luna se balanceaba en la hamaca de las nubes escarlatas.

Quise despertarte para que vieses a los elegantes borrachos corriendo tras ñandúes polacos. Anoche pude ver como la tempestad de pesadillas arrugaba tu rostro.

La cama flotaba sobre besos cálidos y encuentros de primavera destrozada. Traté despertarte y tu cara mostraba paisajes desoladores donde el sol lloraba luces apagadas.

Anoche intenté dibujar palomas y flores, pero me salieron hienas con cuerpo de niño, golondrinas que devoraban delfines, gaviotas que rompían cielos.

Podía escuchar como hablaban los arrendajos rifándose los ojos de las niñas tísicas del sanatorio.

Anoche tuve deseos de poder escapar hacia otros sueños, pero los Ciudadanos lucían gardenias sin cabeza bajo la luz mortecina de las farolas. Corrí hasta nuestra cama para abrazar tu cuerpo y dibujar tu rostro, para recorrer tu cuerpo en viajes sin retorno; tropecé en el pasillo con mariposas y gusanos.

Supe que mi nombre no era verdadero.

La cama estaba vacía.Anoche comprobé que acariciabas fotos de un verano inexistente.Barcos azules sobre océanos erráticos.Ojos mustios balanceándose en las fauces de la luna .Rayos de regaliz sobre tu espalda de canela. Anoche también vi veleros huyendo del viento y niños sin cabeza que cantaban con su hígado.

Se oía “The weeping song” mientras caían sueños como hojas de guillotina.

Anoche perseguí un rastro de arándanos y aroma a clavo, pero solamente encontré una imagen tuya saludando a un cometa desde la ventana.

Vagué por la casa circular rehusando los juegos amatorios de los atletas sexuales y las promesas de los sacerdotes gonorreicos.

Busqué en el diccionario significados para los gestos de tu despertar.

Tu huida nocturna sorprendió a las estrellas fugaces escondidas en tu sonrisa.Anoche decidí devorar mis deseos y escupir delicias tiernas mientras vagabas perdida en mi sueño gritando nombres prohibidos, acariciando sombras desconocidas,besando tu imagen,

Anoche cerré los ojos y pude ver como se hundía el Océano.

Atrapé tus caricias mientras salía la luna magenta tras las persianas.Encontré miradas de otras pesadillas en el fondo del vaso de bourbon.
Anoche deambule por la cama y, por fin, nos descubrimos abrazados, explorándonos con ansia mientras el sol asesinaba la noche con rayos salados, de caramelo huérfano

lunes, 6 de junio de 2011

Daguerrotipo 3.0

Sus manos sostenían lo que había podido salvar: unas viejas fotografías de jóvenes sonrientes y una carta sobada con estampillas de colores desvaídos.
El aguacero caía alegre sobre el techo del último tranvía.Luces borrosas en un horizonte lejano.
Podía escuchar el Océano como una música que le acercaba recuerdos sin identificar.Podía recoger los fragmentos del naufragio y recordar la caricia del sol en su rostro.

sábado, 4 de junio de 2011

Falwai 2.0

Alguien había apagado los neones. Estaba un poco desorientado a causa del aguacero de jugo de pomelo. La brisa  se pegaba a mi traje. Un cierto aroma me incitó a emprender mi procesión noctámbula, huyendo de las señales enviadas por los tranvías repletos de aprendices de enterrador.

                              Me acerqué hasta los bares eludiendo las vomitonas de los ñandúes polacos y las miradas estúpidas de los elegantes ciudadanos. Vagué esperando encontrar respuestas a las preguntas de siempre; tal vez buscaba la sombra del joven Nak agazapado tras una copa de absenta o simplemente deseaba olvidar esas caricias y no sentir jamás ese dolor en el pecho.

                             Mis codos en la barra del garito, mis manos jugueteando con la copa y mi mirada parándose en la expresión del tratante de sueños que bebía a mi lado, en los inevitables ñandúes polacos vomitando en añil desesperación. La música era horrenda, las bebidas sabían a colector de basura, el ambiente era cutre y decadente; en aquel lugar tenía todo lo que podía hacerme feliz.

                            Intenté acostumbrarme a la penumbra, al humo de los cigarrillos baratos, al olor a vomitona y a orines, a las mujeres extrañas bebiendo con aire de melancolía, a los ciudadanos que se pasaban la lúbrica lengua por sus grasientos labios, a los camareros con mirada ausente y uñas enlutadas; volví a reconcentrarme en mi cuarta copa

                            Al fondo de la barra se apoyaba una mujer  que comenzó a acercarse. No había nada especial ni atractivo en ella y eso me interesó. Hicimos gala de cinismo y buenas maneras, evitamos cualquier comentario inteligente y las miradas anhelantes de los tratantes de sueños

                           Caminábamos hacia mi guarida bajo la noche azul mentira esquivando los tranvías pilotados por conductores borrachos. Nuestros besos eran falsas promesas e hipocresía en movimiento.

-                  No suelo ir con chicos.

Estuve a punto de decir que no me extrañaba...pero yo tampoco podía presumir de mis conquistas.

                           Lo peor llegó a la hora de iniciar las danzas rituales  del sexo. “Tienes que enseñarme, no sé”. A pesar de su ignorancia gemía, se retorcía, jadeaba, clavaba sus uñas en mi espalda; como si supiese que mi cara estaba empapada con sus secreciones. Inútilmente traté  de culminar el acto, no había manera de conseguir una erección; realmente no importaba, ella yacía boca arriba ahíta de placer. Entonces sucedió. Vio su rostro reflejado en el espejo y en la foto de la mesilla; entonces salió corriendo gritando insultos inefables.

 No la he vuelto a ver.

viernes, 3 de junio de 2011

miércoles, 1 de junio de 2011

Falsend




                                      Me gustaría poder huir hacia las calles para gritar tu nombre, pero tengo miedo del silencio que vendrá después, del vacío aterrador tras el eco de mi voz rebotando contra los muros grises de la ciudad fría y húmeda. Quisiera escapar hacia las tenues colinas flotantes, empaparme de bruma y contemplar al atardecer recortándose sobre la cumbre del Ilthis; pero la amenaza de no sentirte a mi lado hace que me olvide de los intentos por aferrarme a todo aquello que ya no puede ser.



                                   El río sigue rigiendo los destinos de los suicidas pelirrojos. Me ahogo entre el humo de los cigarrillos antes de derrumbarme sobre la cama. La ciudad tras los cristales empañados. Desasosegarse con cada golpe siniestro en los viejos relojes. En los sueños acechan sombras que me hacen estremecer.



                                  Decidir con rapidez, agarrarse al sobretodo y hundirse de lleno en la noche poblada por los tratantes de sueños. El aliento se condensa en el aire. Los zapatos resuenan sobre los adoquines. Calles viejas en las que tropiezo con gentes de mirada leve como los suspiros. Esperaba encontrarte en un reflejo de la luna roja sobre el Océano. Intento recordar tu mirada. Pasa lentamente un tren sin suicidas. Sopla la brisa del sureste. Veo suicidas con sogas bajo el brazo.



                                 Un silencio pesado acaricia los parques solitarios. Mis pies esparcen hojas secas al andar. El Océano se intuye tras las esquinas donde el viento alimenta promesas de amor. Gaviotas de cabeza pelada girando en el cielo plomizo. Olor a algas. No consigo ordenar mis pensamientos. Aplastar la cajetilla de tabaco. Nadie puede devolverme el pasado. Un largo trago de amargo licor de ajenjo. Decidir sobre un futuro inexistente. Miedo a la soledad. ¿Qué lugar que no me traiga tu recuerdo?. Nada es igual desde que tu no estas.



                    El odio dominaba mi corazón con sólo notar tu presencia. Recuerdo mi torpe hipocresía al reír contigo, al agarrarme a tu cintura cuando cruzábamos la ciudad en tu desvencijada moto. Te detestaba con una aversión que me hacia tener arcadas. Todos tus movimientos eran una tortura para mí. Me enmascaraba en palabras amables, gestos amistosos y sucias barras de taberna para intentar destruirte. Trabajaba en tu contra por toda la ciudad mientras me creías tu camarada. Escribí anónimos insultantes, torpedee tus posibles citas de trabajo, te aleje de tus negocios, anule tus posibles triunfos y, cuando me necesitaste, te abandoné.



                             No me sentí contento con aquella victoria y aproveche un encuentro, que tú creíste fortuito, para darte el tiro de gracia. Durante la cena en aquella taberna cercana a los muelles hablamos de tu mala suerte. Estuve perfecto en el papel de amigo invitándote a innumerables jarras de vino que bebías como un autómata. Paseamos por las viejas calles empedradas insultando a los ñandúes polacos. Decidí, entonces, contarte la verdad. Una farola arañaba la niebla. Lo comprendiste todo poco antes de que te arrancase el corazón. Tu rostro se quedo al alcance de los tratantes de sueños para que apreciasen tu mueca de amargura.



                      Desde ese instante una parte de mí encontró reposo, pero tarde solo unos días en comprender que mi vida ya no tenia sentido. Mi odio nacía de la envidia de no poder amarte, de no entenderte; ahora consigo darme cuenta de que estaba cautivado por todos tus actos. Eras todo lo que yo deseaba ser, hacías todo los que yo jamás me atreví a realizar.



                     Estoy solo, sentado frente al mar, dándome cuenta de mi error. Nada puede volver a ser como antes. Siento nauseas de mí mismo. Pasa un tranvía amarillo cargado de violadores frustrados. Oigo el martilleo de los Ciudadanos en celo. Nadie puede ayudarme, perdí mi tiempo destruyendo lo que realmente amaba. No puedo continuar. Hundiéndose en el Océano puede verse, al fin, a la moribunda y roja luna. Todo se completa.



                      Encontraron el cadáver en una callejuela sin nombre. El corazón había sido arrancado.No pudo soportar tanta soledad, incluso inventó un camarada con el que compartía sus desdichas, también culpó este de todas sus desgracias cuando todos sabíamos que había sido él mismo quien se había buscado la ruina.