miércoles, 9 de noviembre de 2011

Dante

Aquel día había mucho trajín en los apartamentos donde tenía su sede la compañía.Pasaban muchas personas llevando cajas y empujando carros llenos de material de oficina.
Preguntó a su compañera:
-¿Se marchan?
- Sí-contestó - Se van a un lugar mejor.
-¡Ah!¿Entonces ya están muertos?- Inquirió queriéndose hacer el gracioso.
Ella le miró desde el otro lado de la mesa con ojos tristes y media sonrisa que iluminaba su cara extremadamente pálida.Se levantó de la silla,se acercó hasta él y le dijo al oído:
- Quien está muerto eres tú...ellos se están mudando al Purgatorio.

1 comentario:

  1. ;-) Volveré a por más. No te detengas. Uno al día.

    Sperolucem

    http://breverelatos.blogspot.com/2011/11/un-simple-infarto.html

    ResponderEliminar