sábado, 31 de diciembre de 2011

Reflexión

Hay ocasiones en que un susurro puede más que mil gritos,momentos en los que unas palabras remueven más que una novela y una caricia es toda una historia de amor.








No hay comentarios:

Publicar un comentario