miércoles, 12 de octubre de 2016

Hungry

Sabía que la noche acabaría devorando sus sueños y por eso los vomitaba sobre papeles sucios y teclados gastados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario