martes, 14 de noviembre de 2017

So much time

Agazapado entre las manecillas de un viejo reloj,escondido en la esfera amarillenta de ese cronógrafo que tu padre atesoraba camuflado entre los dígitos del gastado casio que alguien dejó olvidado.
Entre las brumas del sueño y las caricias que nunca fueron acechan los que hieren y el que mata.La cantidad nunca es citada,la comisión siempre parece excesiva y el pagador jamás quiere saldar la deuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario