sábado, 8 de marzo de 2014

Solpor

  Atardecer asqueroso y púrpura.
Atardecer para morirse de asco apestando a gasolina y aceite acordándose de sus maravillosos ridículos.
Atardecer de risa nerviosa mientras aprietas el mango de algoi afilado como los susurros de una noche lejana.
Atardecer fundido en caricias y espejismos con aroma a sexo barato y naftalina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario