jueves, 17 de febrero de 2011

Imágenes

Esas imágenes llegan sin avisar. Guardadas en algún rincón de un semi-olvido asaltan la mañana heladora.
Imágenes que pueden hacer sonreír con picardía o brotar una estúpida lágrima, Imágenes de noches frías y cuerpos calientes, de  miradas cómplices y caricias amargas...palabras de mal guionista y escalofríos.
Hay veces en que sueño y los sueños me persiguen todo el día...pero ¿para qué hablar de sueños? Hay mañanas en las que los sueños, los  deseos, los recuerdos y la imaginación se conjuran en apuñalarme despacito...y entonces parece que no hay lugar donde refugiarse.
Esas imágenes llegan sin avisar como en una mala película de serie Z, imágenes de seres que tal vez nunca existieron; imágenes sórdidas y procaces, imágenes  suaves y dulces con sonido estremecedor.
Y estas mañanas de viento helador en las que se desea estar en otra parte, en  otra realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario